Make your own free website on Tripod.com

Valley Of Shadows

Capítulo I: El Valle de las Sombras.



"Aunque ande en valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno,
porque Tú estarás conmigo;
tu vara y tu cayado me infundirán aliento."
Fragmento del Salmo 23


Una niebla gris, sulfurosa e irreal, flota en el ambiente. Ahora sólo queda la tierra agrietada, y las rocas humeantes. El mismo cielo parece haberse cubierto con un manto espeso, y los colores lucen alterados. Y entre toda esa devastación, hay un claro, un espacio donde la destrucción parece haberse detenido. En medio de ese espacio, yace la figura de un demonio en la tierra, el mejor soldado del infierno, Al Simmons, el Hellspawn.

El demonio lentamente comienza a moverse. Primero mueve las manos, sacude la cabeza, agita levemente los pies. En lugar de despertar, parece más como si estuviera volviendo a la vida después de una larga muerte.

-Spawn: "Gagh... siento como si me hubieran volado la cabeza de un disparo. ¿Qué chi#&@0$ fue esa sombra que me golpeó? ¿Y dónde estoy ahora?"- Spawn se queda sorprendido al descubrir que en vez de estar en medio de una escena de ruinas de edificios, otro tipo de desolación es la que lo rodea. Lentamente se pone en pie, y comienza a examinar todo a su alrededor.

-Spawn: "Esto es muy extraño... obviamente este lugar no es New York. Al parecer si logré teletransportarme antes de que esa extraña sombra me tocara y ¡Aaaaggghhhhhhhh!"- Al recordar la sombra Spawn siente como su piel nuevamente parece ser abrasada por el intenso calor, y un dolor terrible lo paraliza. Imágenes de gente quemándose, deshaciéndose en cenizas, sangre evaporándose y el olor dulzón de la carne quemada atacan su cerebro. -"¡Wanda! ¡Tengo que buscarla! ¡Aagggggh! ¿Qué rayos es esto?"

-----------------------------------------------

No muy lejos, y no tan cerca de ese lugar...


En la orilla de un lagunajo gris, un hombre está tendido con la mitad de la cara metida en el agua. A simple vista pareciera estar muerto, y ni siquiera su recia figura parece contener el mas mínimo chispazo de vida. De repente, aquel hombre estornuda, expeliendo y tragando nuevamente borbotones de agua. La conmoción hace que saque violentamente su cabeza del agua y que despierte de forma poco elegante.

-¿?: "¿Qué demo... dónde estoy? Esto... ¡Shun! ¡Shun!

Ikki de Fénix grita el nombre de su hermano, pero al no recibir respuesta se pone en pie y comienza a examinar aquel ambiente desconocido para él. Rápidamente recuerda la misteriosa sombra que los engulló, y un leve dolor de cabeza comienza a molestarlo.

-Ikki: "No puede ser... este lugar no es el cabo Sunión... ¡Demonios! La maldita cabeza me estalla, y no puedo sentir ningún cosmos. ¿Qué demonios es lo que está pasando ahora?"

Sin esperar obtener una respuesta, el Caballero del Fénix comienza a caminar sin rumbo. El dolor de cabeza lo desorienta y hace que tropiece prácticamente con todas las piedras que se atraviesan en su camino, hasta que, finalmente no puede evitar caer de frente sobre una piedra.

-Ikki: "¡Maldición!-dice levantándose-Creo que me abrí la cabeza." Ikki toca la herida, y al mirarse la mano se sorprende al ver una sustancia negruzca y maloliente en lugar de sangre. -"¿Qué es esto? ¿Qué rayos ha pasado?"

-¿?: "Es el reflejo de lo negra y podrida que está tu alma, estúpido."

-Ikki: "¿Qué? ¿Quién demonios eres tú?"

Una majestuosa figura aparece entre la niebla. Debe medir por lo menos dos metros y medio, y sobre una armadura negra lleva una especie de toga. Ikki finalmente puede reconocer al hombre que aparece ante él.

-Ikki: "¡Dócrates! No es posible, tu estás muerto, Seiya, Hyoga y los demás te derrotaron."

-Dócrates: "Ah, ya sabes cómo es nuestro negocio, nada muere para siempre. Además, nuestro nuevo amo ha decidido que tú eres una amenaza para sus planes, y nos ha mandado a acabar contigo, a menos que quieras unírtenos, ¿sabes? cree que podrías ser de mucha utilidad."

-Ikki: "¿Nuevo amo? ¿Nos? ¿De qué estás hablando?"

-Dócrates: "El nuevo dueño de la tierra nos ha mandado a platicar contigo, después de todo somos viejos amigos tuyos y los demás tienen ganas de saludarte."

De pronto de la niebla surgieron más figuras, que Ikki reconoció inmediatamente como los 5 caballeros negros, su maestro Guilty y Jango. Todos lo miraban de forma amenazadora, pero no parecían tener una actitud extremadamente hostil. De hecho, más bien parecía como si fuera una comitiva de bienvenida.

-Jango: "Vaya vaya... el amo tenía razón, el poderoso Fénix está aquí, al parecer es alguien que no puede ser destruido tan fácilmente."

-Pegaso negro: "Justo como las ratas."

-Ikki: "¿Destruido? ¿Qué han hecho, malditos?"

-Fénix negro: "El alto señor ha decidido crear un nuevo orden, y los débiles han sido destruidos. Tú eres fuerte, mi homólogo de armadura brillante, y por eso ha decidido que puedes tener cabida en el nuevo orden. Sólo tienes que aceptar venir con nosotros."

-Ikki: "¿Que vaya con ustedes? Ustedes parecen saber qué es lo que pasa aquí así que antes tienen que responderme algunas preguntas. ¿Qué demonios está pasando?"

Los caballeros se voltean a ver entre sí, sus miradas sólo denotan malicia, es el maestro de Ikki quien rompe el silencio.

-Guilty: "¿Saben? Creo que no le importará al alto señor si matamos a Fénix, le diremos que nos atacó y no tendrá por qué enterarse de nada."

-Andrómeda negro: "Estoy de acuerdo, ustedes pueden irse, yo me encargaré de él."

-Cisne negro: "Yo también me quedaré, quiero divertirme un rato."

-Dócrates: "Muy bien, diviertánse, nosotros nos vamos." -Los restantes guerreros se internan en la niebla, mientras Ikki se prepara para enfrentar a los dos caballeros negros que se han quedado con él.

-Andrómeda negro: "He esperado demasiado tiempo por esto Fénix, lo voy a disfrutar mucho."

-Ikki: "Ustedes ya antes han sido derrotados por mi y por Seiya y los demás, así que no hay manera de que me derroten aún sin mi armadura, ¡Las alas del Ave Fénix!"

Ikki ataca casi con la totalidad de su poder, pero algo extraño pasa cuando está a punto de golpear a Andrómeda negro, éste atrapa su puño con una sola mano. Y no sólo eso, lo aprieta con tanta fuerza que sus nudillos comienzan a crujir, causándole gran dolor a Ikki, que esboza un gesto de dolor.

-Andrómeda negro: "¿Qué pasa Fénix? ¿Acaso no me ibas a derrotar con tu poderoso golpe?"

-Ikki: "Maldito... ¿Cómo es que no pude golpearte?"

-Cisne negro: "No somos los que conociste Fénix, ahora somos mucho más de lo que puedes manejar, estúpido mente débil. Ahora, ¡Muere, Polvo de Diamante!"

El ataque de Cisne negro se estrella en la espalda de Ikki, mientras Andrómeda negro seguía apretando su mano, Ikki sólo puede sentir impotencia al no poder contar con su armadura. De repente Andrómeda lo suelta, alejándose unos pasos y sosteniendo sus cadenas, preparándose para continuar la tortura de Ikki.

-Andrómeda negro: "¿Sabes, Fénix? No puedo creer que un estúpido y débil como tú haya podido dirigirnos, creo que realmente esa vez te sobreestimamos, pero afortunadamente el alto señor va a solucionar esos errores en los cuales los débiles controlaban el destino del mundo."

-Cisne negro: "Oye, ¿Qué te parece si hacemos que nuestro amigo recuerde su paso por el reino de los muertos con una de las torturas que se aplicaban ahí?"

Ikki, que yacía en el suelo semicongelado, inmediatamente reacciona. No puede permitir que le recuerden eso. No lo permitirá, y más por espanto que por instinto de defensa o furia, su cosmo se enciende fuertemente, llamando de nueva cuenta la atención de los dos caballeros negros.

-Ikki: "Ustedes... no sé que es lo que está pasando aquí, pero, ¡Juro que me responderán!- dice el poderoso Caballero del Fénix a la vez que su cosmo explota, lanzando leguas de fuego en todas direcciones, tomando la forma de un enorme pájaro flameante, cuando se disipa, tiene puesta su armadura restaurada por completo después de la batalla con Poseidón. -"(No entiendo cómo hice que apareciera mi armadura, pero eso no importa, primero derrotaré a estos dos). ¿Están preparados?"

La aparición de la armadura del Fénix desconcierta momentáneamente a los caballeros negros, pero inmediatamente se recuperan de la impresión, y se sonríen, saben que una batalla está a punto de comenzar.

-Cisne negro: "Es interesante la forma en que hiciste aparecer tu armadura, ya que se supone que no eras capaz de hacerlo en este lugar, pero eso no importa por que ahora vas a morir."

-Andrómeda negro: "Así es, ¡Ataca cadena nebular!"

Como si fuera un relámpago hecho de sombras, la cadena del Andrómeda negro se dirige a Ikki, quien usa su velocidad para esquivar la cadena, y en menos de una fracción de segundo está frente a Andrómeda dispuesto a golpearlo, pero justo antes de que estrellara su puño un rayo congelante lo golpea desde su derecha, alejándolo momentáneamente de Andrómeda.

-Cisne negro: "Como ves, nosotros nos cuidamos unos a otros, al contrario tuyo que traicionaste a tus amigos, y es peor, a tu propio hermano."

-Ikki: "No lo comprendo, ustedes se han vuelto más poderosos que antes, a pesar de que no puedo sentir un cambio importante en sus cosmos. ¿Qué diablos les ha pasado?"

-Cisne Negro: "Oh, vamos fénix, no recuerdo que fueras tan débil de temperamento. ¿Es que acaso regresar de los infiernos te ablandó?"

-Andrómeda Negro: "Basta de estupideces, acabemos con este idiota y busquemos a los otros cuatro que al parecer soportaron la ola destructora del alto señor."

-Cisne Negro: "Tienes razón, hasta nunca, Fénix, ¡Polvo de Diamante!"

-Andrómeda Negro: "¡Cadena Nebular!"

Ambos poderes se dirigen velozmente hacia Ikki, pero el no los esquiva y en el último momento hace explotar su cosmos, contraatacando con su poderoso golpe del Fénix. El Polvo de Diamantes se deshace y la Cadena Nebular explota en pedazos ante la mirada incrédula de ambos Caballeros Negros, ahora saben que no pueden estar jugando con ese oponente.

-Ikki: "Bueno, creo que después de todo, las cosas parecen seguir siendo como antes, ustedes son unos estúpidos y yo sigo siendo el más poderoso."

-Cisne Negro: "Hum, creo que te hemos subestimado, pero eso no importa." -Cisne Negro adopta nuevamente su guardia reponiéndose de la sorpresa, se dispone a atacar nuevamente cuando su hombro es sujetado por Andrómeda Negro.

-Andrómeda Negro: "Espera, Cisne, este tipo ha roto mi cadena, además de que ha mejorado enormemente, yo debo ser su oponente."

-Cisne Negro: "Está bien, será como quieras, pero hace unos momentos si no hubiera sido por mi te hubiera golpeado, así que no te descuides."

Andrómeda no hace caso de su compañero, encara directamente a Ikki, y éste a su vez sostiene la penetrante mirada de la oscura versión de su hermano... ¡Su hermano! ¿Dónde diablos está? ¿Y este ataque de enemigos supuestamente muertos? Sólo entonces Ikki comienza a percatarse de lo extraña que es esta situación.

-Andrómeda Negro: "¿En qué piensas Fénix? ¿Acaso te has vuelto un blandengue como tu hermano y no quieres pelear? ¡Entonces yo lo haré por ti! ¡Tormenta de Cadenas!

Ikki despierta de sus pensamientos, justo a tiempo para evitar la ráfaga de acero brillante que se le venía encima. Las cadenas rehicieron su camino, mientras otras se abalanzaban hacia él desde la derecha, y unas más aparecían justo frente a él desde el suelo. Ikki apenas lograba evitar los continuos ataques, hasta que finalmente comete un error y una ráfaga lo atraviesa, destrozando parte del peto de su armadura y ocasionándole un sangrado terrible de esa sustancia negra y brillante, cayendo pesadamente al suelo, envuelto en las cadenas.

-Ikki: "Ma...malditos..."

Andrómeda se acerca sonriente hasta donde está Ikki. Cuando lo tiene cerca, su pierna repentinamente corta el aire, estrellándose en la cara del Caballero del Fénix y cuarteando su tiara. Ikki sale despedido violentamente, pero Andrómeda jala sus cadenas, incrustadas en la carne de Ikki, de tal forma que regresa a estrellarse justo en la planta del pie de su adversario. Cisne Negro festeja con una risotada esta sádica maniobra.

-Cisne Negro: "Jajajajajajajajajaja, un movimiento bastante elegante y original, Andrómeda."

-Andrómeda Negro: "En realidad lo copié a un payaso llamado Spider Man." -Dice volteando a ver a su compañero- "Y ahora este idi..."

Justo en el momento en que Andrómeda negro está volteando, le sorprende ver el puño del Fénix justo frente a su rostro. El movimiento de Ikki, hecho a una velocidad cercana a la de la luz, y el repentino incremento de su cosmos habían agarrado completamente por sorpresa a ambos Caballeros Negros. Obviamente, Andrómeda Negro no tuvo tiempo de esquivar el famoso Puño Fantasma del Fénix. Un destello cegador y momentos después Ikki aparecía detrás de su oponente, todavía atravesado por algunas cadenas y con el puño en alto.

-Ikki: "Ahora puedes darte por muerto."

-Andrómeda Negro: "...Snnnfggh...Ghhh..guajajaja...jajajajajaja...¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!" -Andrómeda voltea a ver a su oponente.- "Creo que tu estúpido golpe fantasma ya no tiene ningún efecto sobre de mi. Ahora, deberás morir, creo que te dejaré como un picadillo, no podrás esquivar una nueva tormenta de cadenas, ¡Adiós!"

Cientos de cadenas se abalanzan sobre Ikki, quien en efecto no las esquiva y comienza a ser atravesado salvajemente, convirtiéndolo prácticamente en un bistec colgando de múltiples garfios de carniceria, destrozándolo completamente. Lo que queda del cuerpo de Ikki se desploma pesadamente al suelo en un enorme charco de porqueria lodosa y maloliente. Andrómeda Negro festeja su victoria, cuando advierte que aquel montón de carne empieza a levantarse, escurriendo sangraza oscura y dirigiéndose hacia él.

-Andrómeda Negro: "¡No puede ser! ¡No puede ser! ¡No! ¡Voy a acabar contigo, maldito hijo de p*+@!"

El Caballero Negro se abalanza directamente sobre aquella porqueria caminante, dispuesto a destruirla de un solo golpe. Todo parece transcurrir ahora en cámara lenta, como si pudiera ver claramente cada una de las visceras, órganos y tejidos de aquella horrible criatura, y ahora está cerca... un poco más... y finalmente tira el golpe...

Abre los ojos, y descubre su armadura atravesada y rota justo sobre su corazón, por el puño del poderoso Caballero del Fénix.

-Andrómeda Negro: "¿C...c...cómo?

-Ikki: "Sólo te confiaste demasiado, idiota, un error fatal, pero decididamente más grave si lo cometes cuando te enfrentas a mí." -Ikki saca su puño, envuelto en sangre roja, oscura y espesa, mientras su oponente cae de rodillas al suelo.- "Ahora si me disculpas, debo interrogar a tu estúpido compañero, y liberarme de tus juguetitos". -Encendiendo su cosmos, se convierte por momentos en una brillante ave de fuego, y finalmente emerge con su armadura restaurada y libre de las cadenas de Andrómeda Negro, aunque no cien por ciento curado de sus heridas.- "Vaya, no tenía idea de que podía restaurar mi armadura yo mismo tan rápidamente, creo que después tendré que averiguar cómo lo hice, ya que tú estás en la lista de espera, mi estimado Cisne Negro."

-Cisne Negro: "No me asustas, idiota. El imbécil de Andrómeda era una pieza bastante fácil, pero te aseguro que conmigo la situación será bastante diferente."

-Ikki: "Lo vamos a comprobar, Cisne."

Ambos oponentes adoptan sus respectivas guardias, incrementando sus cosmos, preparándose para sostener un gran combate a muerte, mientras las oscuras nubes del cielo parecen iluminarse con un presagio de tormenta.

-----------------------------------------

El Hellspawn consigue dominar poco a poco el dolor de cabeza que lo tumbó hace unos momentos. Sabe que se encuentra en un lugar desconocido, en lo que parece haber resultado de una devastación o guerra, y que no debe descuidarse. La sensación de haber sido apaleado y estar blando como fruta podrida no lo hace feliz, y además está la desorientación terrible. ¿Qué ha pasado? ¿Dónde está? ¿Por qué no hay gente? Las respuestas tendrán que esperar. Sabe que tiene que caminar, aunque no sabe a dónde.

-Spawn: "(¿Qué demonios es esto? ¿Malebolgia? ¿Los guerreros del cielo? No... no... no es el estilo de ninguno de ellos... esto parece más bien algo... nuevo...)"

Spawn sube un pequeño promontorio, y le sorprende encontrar tras él un pantano de aguas verdosas, pastizales, y rodeado por lo que parece, ni más ni menos, la sabana africana... demasiado parecido de hecho, al lugar donde murió...

Spawn, sin embargo, se repone de su impresión inicial, y se dispone a reconocer ese terreno, al parecer desconocido, ¿o no? Incluso los fantasmas de dias pasados lo comienzan atormentar. Le parece oir las voces de gente acercándose, voces confusas al principio, pero que poco a poco se van aclarando... y no es su imaginación, en efecto alguien se acerca...

-¿?: "¿Vas a desobedecer mis órdenes, Simmons?"

-¿?: "Escucha, Chapel, no creo que sea necesario hacer esto... esa es sólo una aldea de gente pobre. No es necesario..."

-Chapel: "Te estás empezando a ablandar, Simmons, y tú sabes lo que le puede pasar a los renegados."

-Simmons: "No me amenaces, Chapel."

Spawn ha permanecido congelado en su sitio al escuchar hablar a esos dos hombres. Recuerda ese dia, no en la sabana africana, sino en las praderas de el Asia... una misión de tantas. No puede evitar seguir escuchando.

-Chapel: "Escucha Simmons, nos pagan por hacer esto, ambos sabemos que es desagradable, pero no nos queda otra cosa por hacer, además, la información recibida nos indica que que aqui es dónde está escondido Phang, así que lo mejor es terminar la misión cuanto antes."

-Simmons: "Bien... está bien."

Spawn apenas puede respirar, sabe lo que vendrá a continuación... los cuerpos quemados, la sangre salpicando la pequeña aldea, niños desmembrados llorando... no sabe que diablos es lo que está pasando, pero reacciona instintivamente. Sabe que su otro yo accionará las cargas en unos cuantos segundos más, así que salta con furia, decidido a acabar con eso antes de que pase lo más grave.

-Simmons: "5... 4... 3... ¿¡Pero qué es esto!?"

La exclamación de Simmons se debe a la poderosa aparición del Hellspawn. Chapel reacciona e inmediatamente intenta atacar, pero una ráfaga de energía verde lo destruye. Simmons permanece impasible y se prepara a disparar su arma, pero el Hellspawn es más rápido y logra desarmarlo y sujetarlo por el cuello.

-Spawn: "¡Maldito! ¿Sabías lo que ibas a hacer? ¿En verdad lo sabías? ¡Phang no estaba ahí! ¡Sólo era un pretexto para que salieran los rebeldes de su escondite en la selva al escuchar la explosión!"

Simmons jadea por la poderosa presión que siente en su cuello, Spawn siente cómo puede empezar a faltarle el aire... pero los jadeos poco a poco cesan, comienzan a ser remplazados por una pequeña carcajada, y Simmons voltea a verlo, sonriendo y con una mirada extraña, los ojos brillando con ironía.

-Simmons: ¿Así que todavía estás siendo atormentado? No me extraña, considerando lo estúpido que eres. En realidad, toda tu vida has sido un estúpido. Y tú lo sabes."

-Spawn: "¿Quién eres? ¿Qué diablos está pasando aquí? ¡Contesta!"

-Simmons: "No tienes ni la menor idea de lo que te están haciendo, hombrecito. Tienes suerte de que esté aquí dispuesto a ayudarte."

-Spawn: "¿De qué diablos estás hablando?"

-Simmons: "Antes que nada, agradecería que soltaras mi cuello."

Spawn suelta al individuo, y este lo voltea a ver con una sonrisa cínica en el rostro.

-Spawn: "¿Y bien?"

-Simmons: "Antes que nada, debes saber que alguien te trajo de vuelta a tu pasado, no sé quién es, pero uno de sus principales hombres está a unos cuantos kilómetros de distancia en esa dirección, es un sujeto vestido con una armadura azul brillante, y está teniendo una rencilla personal con un sujeto de armadura negra."

-Spawn: "¿Cómo es que sabes tanto? ¿Cómo puedo confiar en ti?"

-Simmons: "Por que tu eres yo, y ya has vivido esto antes, esta clase de juegos, hechos por gente poderosa, sólo para divertirse con los seres humanos, y tu sabes que estoy de tu lado... Simmons.

-Spawn: "... está bien... iré hacia allá a averigüar qué demonios pasa, y si nada está correcto, regresaré y... te golpearé tan fuerte que podrán enviarte por fax."

-Simmons: "¿Crees que engañaría a mi futuro yo? Ve y compruébalo por ti mismo."

Spawn mira con desconfianza a esa imagen de símismo (pues no está muy convencido de todo eso), pero decide seguir sus instrucciones. Con su enorme capa ondeando al viento, Spawn se voltea y comienza a correr a gran velocidad, hacia un encuentro con lo desconocido.

--------------------------------------

-Cisne Negro: "¡Rayo de Aurora!"

-Ikki: "¡Las alas del Ave Fénix!

El hielo y el fuego chocan con violencia, despidiendo emisiones de energía y haciendo que cambie la temperatura en un enorme radio. Al disiparse el polvo y los relámpagos de la explosión, un fino rocío cae en el campo de batalla. Ambos oponentes se miran fijamente, calculándose nuevamente, sabiendo que se encuentran cada uno en un combate bastante equilibrado.

-Ikki: "(No es posible... ¿Qué diablos hizo este sujeto para volverse tan poderoso? Es bastante más fuerte que Andrómeda Negro, pero su cosmo no parece haber crecido tanto desde la última vez que lo ví... parece más bien como si su poder fuera de otra naturaleza.)"

-Cisne Negro: "¡Vamos, Fénix! No me digas que ya te cansaste, por que me sentiria lastimado en mis sentimientos."

-Ikki: "Nunca me canso de patear basura como tú, ¡Adelante!"

Ikki ataca directamente a su oponente con un potente puñetazo, el cual Cisne negro esquiva moviéndose hacia la derecha, y en un rápido contraataque en una velocidad cercana a la de la luz, toma el brazo de Ikki y lo hace estrellarse contra el suelo. El choque hace que Ikki rebote violentamente, en medio del rebote gira y cae sobre sus pies, atacando nuevamente a Cisne, y golpeándolo violentamente en la mandíbula. El golpe hace salir despedido a Cisne Negro hacia una roca, pero en medio del aire logra voltearse e impulsarse con sus piernas desde la roca, al mismo tiempo que Ikki se lanzaba contra él. Ambos hacen chocar sus puños llenos de cosmoenergía, haciendo que la tierra tiemble por unos momentos. Separan sus puños y comienza una feroz arremetida entre ambos, golpeando y contragolpeando a gran velocidad. De repente, Cisne negro encuentra una brecha en la defensa de Ikki, y en milésimas de segundo lo golpea en el estómago con un puño completamente lleno de energía congelante. Ikki no se lo esperaba y sale despedido haciendo un arco y cayendo completamente sin aire, y con una quemadura de hielo en el estómago.

-Ikki: "No... puede ser..."

Cisne Negro: "Eres un hueso duro de roer, Fénix, pero ya puedo combatirte en igualdad de condiciones. Ahora, voy a terminar con esto de forma rápida e... ¡Ungggggghhhhhhh!

Una ráfaga de energía verde golpea a Cisne Negro en medio de su discurso, mandándolo lejos, pero se reincorpora rápidamente, buscando rápidamente a su agresor.

-Cisne Negro: "¡Muy bien! ¿Quién fue el pelmazo que me golpeó?"

-¿?: "He sido yo, mi nombre es Spawn, y voy a terminar contigo."

-Cisne Negro: "Vaya, un pelmazo más, veamos a qué te sabe esto, ¡Polvo de Diamante!".

El ataque choca en Spawn, cubriéndolo por completo, y convirtiéndolo en un bloque de hielo negro y brillante como obsidiana. El caballero negro sonríe y se acerca al bloque, dispuesto a destruirlo.

-Cisne Negro: "No era más que un estúpido presuntuoso que logró tomarme desprevenido, y que ahora va explotar en mil pedazos congelados."

Cisne Negro hace su brazo hacia atrás dispuesto a golpear la estructura de hielo, pero una mano negra y con garras lo detiene de repente, y en un rápido movimiento, antes de que reaccionara, rompe su brazo.

-Cisne Negro: "¡No es posible! ¡¿Cómo lo hiciste?!

-Spawn: "En cuanto quedé oculto a tu vista por el hielo, me teletransporté detrás de ti, es realmente una pena que un guerrero tan "diestro" y "poderoso" como tú no haya sido capaz de preveer ese simple movimiento."

Apenas había terminado de hablar, lo golpea violentamente haciéndolo volar hacia atrás, y antes de que cayera se teletransporta junto a él, con sus enormes manos agarra su cráneo, y apretando con todas sus fuerzas lo destroza junto con la tiara de su armadura. El cadáver de Cisne Negro queda en el suelo y Spawn junto a él, sin voltear a mirar a Ikki, quién ya se había puesto de pie y se dirigía a hablar con aquél extraño.

-Ikki: "No sé quien seas, pero te agradezco tu ayuda."

-Spawn: "Tienes una mejor forma de agradecerme."

-Ikki: "¿Qué dices?"

-Spawn: "Dime... ¡¿Qué diablos está pasando aquí?!"

Spawn se voltea, sus ojos despidiendo un enorme resplandor verde, sus puños envueltos en una flama verde, Ikki sólo puede sentir un golpe terrible cuando una llamarada de esa misteriosa energía lo golpea y lo derriba. En el suelo, levántandose a medias, voltea a ver a su nuevo contrincante, quien nuevamente se planta frente a él.

-Spawn: "Te sacaré las respuestas... ¡Después de haber terminado contigo!"

-------------------------------

Mientras tanto, un hombre fuerte y de cabello blanco yace en medio de una enorme masa negra. Al igual que los demás, parece estar muerto, pero en cuanto comienza a despertar, su reacción es completamente distinta. Abre los ojos enormemente, mira a su alrededor, y el sudor comienza a cubrir su frente, su rostro se pone blanco, y la rigídez lo paraliza, lo embota, quiere gritar, pero de su boca sólo sale un sonido ahogado. Lo que lo rodea son cadáveres, cadáveres calcinados, cadáveres mutilados, cadáveres putrefactos, cadáveres secos y endurecidos, cadáveres húmedos e hinchados. Voltea a todos lados, tratando de encontrar ayuda, y el terror de encontrarse nuevamente en algo así lo desconcierta, lo oprime. Y de pronto, más aterrorizante que el olor, que la sangre, que los cuerpos, un sólo letrero blanco en medio de aquella podredumbre lo hace perder la razón. Y sólo hay una palabra en ese letrero:

"AUSCHWITZ"


Fin del Capítulo 1.

Segundo Capítulo: ¿¿¿???


**Notas de autores:

-Albion Vega: Bueno, éste primer capítulo tardé un poco en terminarlo debido a problemas escolares, pero ya está aquí. Como habrán podido notar, tengo un estilo un poco diferente a Sliver en cuanto a la forma de manejar las batallas, pero espero que de cualquier forma haya sido de su agrado. También, entre Sliver y yo decidimos que en este fic la aparición del enemigo principal no será de inmediato, sino que estará dosificada hasta... que sea necesario. Así que ya saben, si les está gustando o no, manden sus flores o críticas destructivas a los correos que ya conocen, y nos leemos en el siguiente capítulo.

-Sliver: De estilos se nota ke será diferente y creo ke puede ser un atractivo de este fic en el cual creo ke tiene potencial, como vieron en el capitulo escrito por Albion, ustedes vayan juzgando el intento ke hacemos por hacer un fic original y ke sea divertido. Por lo pronto sigan con el próximo capítulo donde saldrán los demás protagonistas y un poco más de ese ser misterioso, kien sera? se los dejo de tarea eso y ke escuchen rock.

Capítulo Anterior | Siguiente Capítulo

Regresar